Declaración de ética

Declaración de ética y buenas prácticas editoriales

La revista Ecofronteras mantiene un compromiso ineludible con la diversidad de sectores sociales que integran su audiencia, así como con la comunidad académica que propicia la generación del conocimiento susceptible de ser divulgado. Para esto, el equipo editorial de la revista, en alianza con el Consejo Editorial, atienden un conjunto de buenas prácticas editoriales para garantizar la calidad del material que se publica.

Se aceptan colaboraciones de personal académico y estudiantes, preferentemente de posgrado – sin excluir otros sectores–, que aporten a la reflexión de temas de pertinencia social ligados a la frontera sur. Dado que la intención es socializar el conocimiento mediante el abordaje original y creativo de los contenidos científicos, solo se consideran autores quienes participaron directamente en la elaboración del texto, y no quienes estén relacionados con cualquier proceso de investigación al que el artículo pueda estar ligado. En consecuencia, no se considera válida una coautoría con más de tres integrantes (cuatro en casos justificados).

Partiendo de que Ecofronteras es una revista de divulgación, cuyos textos no requieren rigor científico o metodológico, la evaluación de especialistas atiende criterios editorialmente importantes, aunados a la valoración de la calidad y corrección académica. Si un artículo se acepta por la pertinencia de su contenido, aun cuando no cubra los requerimientos del estilo de divulgación, es susceptible de ser publicado, considerando un trabajo conjunto entre autores y equipo editorial. La programación de colaboraciones aceptadas responde a criterios de planeación; no hay compromiso de publicación inmediata.

Otro punto destacado en los compromisos éticos adquiridos por Ecofronteras, es que ante cualquier sospecha de plagio, el material se someterá a revisión para garantizar la calidad de las publicaciones. En general, en Ecofronteras tomamos como referencia el código de conducta y buenas prácticas del Comité de Ética en Publicaciones (COPE).

Finalmente, como un aspecto medular en Ecofronteras, con el fin de reconocer e integrar la diversidad, buscando erradicar desde el lenguaje ciertas formas de subordinación para propiciar mayor equidad, se impulsa el lenguaje incluyente con las fórmulas pautadas por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) y otras instancias. En el mismo sentido, y como reconocimiento a los pueblos originarios en la base de nuestras culturas –parte de la riqueza de la región multicultural de la frontera sur–, se impulsa el uso de las lenguas de los pueblos de la frontera sur de México, privilegiando el proceso de normalización de las mismas que ha pautado el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI).