Mirando al Sur

 

 

En varias regiones de México, la milpa sigue siendo base de la soberanía alimentaria. En la península de Yucatán, este agroecosistema puede producir alrededor de 30 especies vegetales y de 2 a 5 hongos silvestres.

 

Desde hace más de una década comenzaron a realizarse ferias o fiestas de semillas en el país; la actividad central es el intercambio de semillas nativas entre agricultores. Algunos estados donde actualmente se celebran son Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Tlaxcala y Guerrero.

 

Las ferias de semillas nativas contribuyen a la preservación de los recursos genéticos que se han mantenido por generaciones, reafirman identidades culturales y comunitarias, y han evidenciado el papel sustantivo de las mujeres en la conservación de la diversidad de cultivos.

 

En 2009, el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) creó el Banco de Germoplasma de Yucatán para la conservación ex situ e in situ de especies nativas del área maya, a fin de contribuir a la sustentabilidad del sur-sureste de México.

 

Fuentes: “La milpa en el sur de México”, Ramón Mariaca, Ecofronteras, 43, 2011; https://www.cicy.mx/sitios/germoplasma; http://www.cuexcomate.com/2013/04/ferias-de-semillas-nativas.html; https://www.biodiversidad.gob.mx/usos/alimentacion/milpa.html